top of page

Oración Para Despedir Julio


Jesus ora con sus discipulos
Jesus ora con sus discipulos

Queridos/as,


Con gratitud en nuestros corazones, nos preparamos para cerrar otro mes en nuestras vidas. A medida que nos acercamos al final de julio, es momento de reflexionar, agradecer y elevar una oración especial para dar gracias a Dios por todo lo vivido en este tiempo.


Este devocional del 31 de julio es una invitación para pausar nuestras ocupadas vidas y acercarnos a la presencia amorosa de Dios. Es un momento para expresar nuestras emociones, sueños, anhelos y también nuestras inquietudes ante Aquel que siempre nos escucha.


En este fin de mes, recordemos que cada día ha sido una oportunidad para crecer, aprender y experimentar la gracia divina en nuestras vidas. A través de los altibajos y desafíos, hemos sido sostenidos por el amor inquebrantable de nuestro Padre celestial.


Así que, queridos lectores, los invito a unirse a esta oración para fin de mes, para dar gracias por lo recibido, por las bendiciones que han tocado nuestras vidas y por las lecciones que hemos aprendido. Unámonos en gratitud y confianza hacia un nuevo mes lleno de posibilidades.


Este mes hemos tenido la dicha de vivir momentos significativos, de experimentar la bondad de Dios en cada amanecer y atardecer. Hemos reído, llorado, aprendido y crecido en nuestro caminar espiritual. Cada día ha sido una oportunidad para enfrentar retos y celebrar pequeñas victorias.


Hemos sido testigos de Su gracia en las relaciones que nos rodean, en el apoyo incondicional de nuestros seres queridos y en el cariño de aquellos que han cruzado nuestro camino. Hemos experimentado el consuelo divino en los momentos de dificultad y la alegría de sentirnos amados por un Dios que nunca nos abandona.


En este devocional, queremos agradecer por cada día que nos ha sido dado, por cada respirar que nos llena de vida y por cada oportunidad de ser instrumentos de amor y esperanza en el mundo.


Aunque este mes haya tenido sus desafíos, hemos sido fortalecidos por la fe en Dios y por la certeza de que Él tiene un plan perfecto para nuestras vidas.


Hoy, al finalizar este mes, elevemos una oración de agradecimiento por las bendiciones recibidas y por la presencia constante de Dios en nuestras vidas. Que esta oración sea un recordatorio de que Su amor es inagotable y que siempre estaremos sostenidos por Su gracia y misericordia.


Con gratitud en nuestros corazones, nos preparamos para recibir un nuevo mes con esperanza y confianza en el Dios que nos guía y cuida en cada paso del camino.


 

Oremos


Querido Dios,

En este último día del mes, quiero elevar una plegaria hacia Ti, en gratitud por todas las experiencias vividas y las bendiciones recibidas en estos días que han transcurrido. Me postro ante Tu presencia, reconociendo que cada momento de este mes ha sido un regalo preciado de Tu amor inagotable.


En este tiempo de reflexión, quiero agradecerte por las alegrías que han llenado mi corazón, por las risas compartidas con seres queridos, y por las pequeñas victorias que me han animado a seguir adelante. Gracias por permitirme vivir momentos significativos que me han hecho crecer y aprender.


También, quiero entregarte las cargas y preocupaciones que he llevado en este mes. Aunque algunas situaciones hayan sido desafiantes, sé que Tú estabas conmigo en cada paso, dándome fuerzas para afrontar lo que se presentaba en mi camino.


Hoy, quiero encomendarte mis sueños, deseos y anhelos para el próximo mes. Permíteme sentir Tu presencia cercana, guiándome en cada decisión y conduciéndome hacia los planes perfectos que tienes para mí.


Ayúdame a mantener mi corazón abierto a Tu voluntad y a confiar en que todo lo que acontece en mi vida tiene un propósito divino.


En este momento de oración, también quiero recordar a aquellos que han enfrentado dificultades y luchas en este mes. Sé su consuelo y refugio en medio de las tormentas, y bríndales la fortaleza para superar cualquier adversidad.


Que en este nuevo mes que se avecina, podamos experimentar una mayor cercanía contigo, permitiendo que Tu luz ilumine nuestro camino y que Tu paz reine en nuestros corazones.

Con humildad y gratitud, elevo esta plegaria a Ti, sabiendo que siempre escuchas nuestras palabras y conoces nuestras necesidades más profundas.


Gracias, Dios mío, por tu amor infinito y por cada día que nos regalas. Que seamos bendecidos y guiados por Tu gracia en todo momento.


Gracias por esta página web del Consejero Espiritual donde encontramos un espacio de consuelo y guía espiritual. Aquí, hemos hallado palabras de aliento y sabiduría que nos han acompañado en momentos de angustia y alegría. En cada devocional, hemos descubierto un refugio para nuestro espíritu sediento de paz y esperanza.


En este lugar, nos has recordado que no estamos solos en nuestras luchas, que Dios siempre está con nosotros, extendiendo Su mano amorosa para sostenernos en los momentos difíciles.


Cada devocional ha sido un recordatorio de que podemos encontrar fuerzas para seguir adelante, incluso en los días más oscuros. Tus palabras han sido como una lámpara que ilumina nuestro camino, guiándonos hacia la luz de la verdad y el amor divino.


Agradecemos tu entrega y dedicación para brindarnos esta valiosa herramienta espiritual. Cada día, encontramos una nueva razón para regresar y sumergirnos en la sabiduría que compartes.


Gracias por traerme hasta este fin de mes de Julio, y encomiengo agosto en tus manos.


En el nombre de Jesús, amen.


 

Amados de Dios


Hoy, queremos invitarte a seguir siendo parte de esta comunidad, a compartir estas enseñanzas con otros, y a seguir alimentando nuestro espíritu con la Palabra de Dios.


Con gratitud en nuestros corazones, esperamos con ansias cada nueva devoción y cada momento de comunión que compartimos juntos. Gracias por estar presente en mi pagina web durante Julio, espero verte el nuevo mes de agosto en este refugio espiritual, donde encontramos consuelo, esperanza y la presencia amorosa de Dios.


Que juntos sigamos creciendo en fe, amor y comprensión, y que podamos seguir aprendiendo de la sabiduría que Dios nos revela en cada devocional.


Con amor y gratitud,

Sergio Andres tu Consejero Espiritual


 

458 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page