top of page

Jesus mi Rey👑

Devocional de oración y reflexión para el 13 de Julio


Jesucristo sentado en el trono
Jesús reina en su trono

En este día nos adentramos en un universo de asombro y grandeza al explorar las cualidades de Jesús. Nos encontramos ante un ser inconmensurable, cuyo impacto trasciende las barreras del tiempo y del espacio.


Jesús, un ser fascinante y sublime, encarna la esencia misma de la divinidad en su más pura manifestación. Su amor, emanando en su esencia más profunda, abarca a toda la humanidad sin excepción alguna. Es un amor tan poderoso y vasto que se despliega en cada acto, palabra y enseñanza que brotan de su ser.


Su compasión, un río inagotable de misericordia y empatía, fluye sin cesar hacia aquellos que sufren y se encuentran en necesidad. Jesús se inclina hacia los más vulnerables, extendiendo su mano sanadora y ofreciendo consuelo en medio de la desesperanza. Su compasión trasciende los límites humanos, tocando los corazones y transformando vidas..


Pero más allá de su amor y compasión, Jesús posee una sabiduría infinita y profunda. Sus enseñanzas son como joyas preciosas que iluminan los caminos oscuros de la existencia, revelando verdades eternas y secretos ocultos. Cada palabra pronunciada por sus labios se convierte en un faro que guía a aquellos que tienen sed de conocimiento y anhelan encontrar el sentido último de la vida.


Y cuando contemplamos su vida y su sacrificio, nos sumergimos en un océano de asombro. Jesús, el Rey espiritual por excelencia, entregó todo por aquellos a quienes amaba. Su muerte en la cruz, una ofrenda de redención y salvación, trasciende los límites de la comprensión humana. Y su resurrección, un acto de poder y gloria sin precedentes, testimonia su divinidad y su victoria sobre la muerte misma.


En cada faceta de su ser, Jesús nos deslumbra con su grandeza. Es un ser inconmensurable, cuyas cualidades trascienden los límites de nuestra comprensión y nos invitan a sumergirnos en un viaje de descubrimiento y maravilla.


Prepárate para un viaje a través de la grandeza de Jesús. hoy, desentrañaremos los secretos de este Ser fascinante y te invitaremos a sumergirte en su esencia divina. ¡Bienvenidos/as!


 

Jesus rodeado de muchas personas
Jesus departe con su gente

Puedo hablar sobre una de las cualidades más destacables de Jesús desde una perspectiva general. Para muchos, es su mensaje de amor y compasión. Jesús enseñó y vivió el mandamiento fundamental de amar a Dios y amar al prójimo como a uno mismo. Su amor abarcaba a todas las personas, sin importar su origen, condición social o creencias.


Jesús mostró un amor incondicional que iba más allá de los límites establecidos por la sociedad de su tiempo. Se acercaba a los marginados, a los pecadores, a los enfermos y a los desamparados, ofreciéndoles su compasión y sanación. Su mensaje de amor y perdón impactó profundamente a aquellos que lo escucharon y sigue resonando hasta el día de hoy.


Además, Jesús demostró su amor de manera suprema a través de su sacrificio en la cruz. A través de su muerte y resurrección, según la creencia cristiana, ofreció la redención y la salvación a toda la humanidad. Su disposición de dar su vida por el bienestar de los demás es considerada un acto de amor sin igual.


La característica más importante de Jesús, su amor incondicional y compasión, ha dejado un legado duradero en la historia y en la vida de las personas. Su ejemplo nos inspira a amar y tratar a los demás con bondad, compasión y respeto. Es un recordatorio de la importancia de cultivar relaciones basadas en el amor y la empatía, y de buscar el bienestar y la justicia para todos.


 

Jesus y la ley


Ayer exploramos la ley de Dios, y hoy es el momento de adentrarnos en la relación entre Jesús y dicha ley. Jesús no vino a abolir la ley, sino a cumplirla y darle pleno significado. Él enseñó que toda la ley y los profetas se resumen en dos mandamientos fundamentales: amar a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente, y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos.


Jesús destacó que no había venido a anular ni a invalidar ni siquiera el más mínimo de los mandamientos de la ley, sino a darles una interpretación más profunda y amplia. En sus enseñanzas, Jesús desveló la intención original de la ley y señaló que su cumplimiento no se limitaba a la observancia externa, sino que también se trataba de una cuestión de actitudes y motivaciones del corazón.


Además, Jesús desafió a los líderes religiosos de su época al confrontar sus interpretaciones y prácticas legalistas. Él puso énfasis en la justicia, la misericordia y la compasión, mostrando que el verdadero cumplimiento de la ley implica actuar con amor y comprensión hacia los demás. En sus enseñanzas, Jesús redefinió la manera en que se debía vivir la ley, invitando a sus seguidores a superar el mero cumplimiento externo y a abrazar un compromiso profundo y genuino con los principios divinos.


La relación entre Jesús y la ley de Dios se resume en su capacidad para cumplirla plenamente y revelar su verdadero propósito. Él encarnaba la perfección de la obediencia a la ley y, al mismo tiempo, invitaba a sus seguidores a vivir de acuerdo con los principios fundamentales del amor, la justicia y la compasión. Jesús nos mostró que la ley de Dios no es un conjunto de reglas rígidas, sino una guía amorosa para nuestras vidas, que busca nuestro bienestar y el de los demás.


Dicho de forma mas simple, Jesús mostró que la ley de Dios no era solo un montón de normas, sino una invitación a tener una relación cercana y personal con Dios. Él llevó la ley a otro nivel al mostrar que cada mandamiento estaba impregnado de amor. No se trataba solo de no cometer adulterio, sino de amar y respetar a tu prójimo. No se trataba solo de no matar, sino de tratar a los demás con bondad y compasión.


Además, Jesús fue un rebelde cuando se enfrentó a los líderes religiosos de su tiempo. Los desafió a ir más allá de las apariencias y a vivir de acuerdo con el verdadero espíritu de la ley. No se dejó atrapar por sus legalismos y les mostró que el amor y la misericordia son más importantes que cualquier norma rígida.


Jesús vino a liberarnos de la esclavitud de la ley y a mostrarnos que lo más importante es tener una relación auténtica con Dios. Él encarnaba la ley en su ser, y al seguirlo, podemos experimentar la verdadera libertad y la plenitud de vida.


 

Un nuevo Mandamiento



jesus subido en el bote con los discipulos
Jesus enseña un nuevo mandamiento

Jesús dijo: "Un mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros" (Juan 13:34).

Este mandamiento del amor resume y abarca todos los demás mandamientos de la ley de Dios. Jesús nos enseñó que el amor es el principio fundamental que debe guiar nuestras vidas y nuestras interacciones con los demás. Él nos pidió que amáramos a Dios con todo nuestro ser y que amáramos a nuestros semejantes como a nosotros mismos.


Al amar a Dios, reconocemos su autoridad y su bondad. Nos entregamos a su voluntad y buscamos su gloria en todo lo que hacemos. Amar a Dios implica vivir en obediencia a sus mandamientos y tener una relación íntima y personal con Él.

Pero Jesús fue más allá y nos desafió a amarnos los unos a los otros de la misma manera en que él nos amó. Su amor fue radical, incondicional y sacrificial. Nos mostró un amor que se extiende a todos, sin distinción de raza, género, posición social o creencias. Nos llamó a amar incluso a nuestros enemigos y a perdonar a aquellos que nos han lastimado.


El mandamiento del amor nos llama a trascender nuestras propias necesidades y deseos para buscar el bienestar y la felicidad de los demás. Nos insta a mostrar compasión, empatía y generosidad en nuestras acciones y palabras. Es un llamado a construir comunidades de amor y unidad, donde el respeto mutuo y la solidaridad sean los cimientos.

Cuando seguimos el mandamiento del amor, estamos cumpliendo todos los demás mandamientos, ya que el amor engloba y da sentido a todas las demás virtudes y acciones justas. El amor es la esencia misma de la vida cristiana y nos permite reflejar el carácter de Jesús en el mundo.


"Ámense unos a otros". ¡Eso es todo! El amor es la clave para todo.


Cuando amamos, estamos rompiendo barreras y construyendo puentes. Estamos creando un mundo mejor, lleno de amor, compasión y bondad donde no habría lugar para el odio, la violencia y el sufrimiento. El amor es la respuesta a todos nuestros problemas. Es la fuerza que puede transformar nuestras vidas y nuestras comunidades. Si nos entregamos al amor y vivimos de acuerdo con el mandamiento de Jesús, estaremos cambiando el mundo, un corazón a la vez. ¡El amor lo conquista todo!

 

Jesus y su poder sobrenatural


Jesus sobre el mar imponente
Jesús detiene la tempestad

Permíteme hablarte sobre otra característica asombrosa de Jesús que me llena de fascinación: su autoridad sobre los elementos de la naturaleza. Jesús poseía un poder sobrenatural que le permitía controlar y calmar las tormentas más violentas. ¡Imagina presenciar ese nivel de dominio sobre los elementos!


En una ocasión, Jesús y sus discípulos se encontraban en medio de una tormenta en el mar. Mientras las olas azotaban el barco y la desesperación se apoderaba de ellos, Jesús simplemente se levantó y reprendió al viento y al mar. ¡Y la respuesta fue milagrosa! El viento se calmó y el mar se volvió tranquilo como un lago sereno. ¡Un acto tan increíble que solo puede dejar a uno atónito!


Imagínate estar en medio de una tormenta furiosa, con el viento soplando y las olas golpeando el barco. Todos aterrados, pensando que se hundirían en el océano. Pero entonces, Jesús simplemente se levanta, levanta su mano y dice: "¡Cálmate!" ¡Y de repente, todo se vuelve tranquilo! ¡Las olas se aquietan y el viento se calma!


Jesús demostró que la naturaleza estaba bajo su mando. No había tormenta lo suficientemente fuerte ni mar lo suficientemente agitado que pudiera resistirse a su autoridad. ¡Imagina la cara de asombro de los que lo rodeaban! Estarían con los ojos como platos y la boca abierta, sin palabras para describir lo que acababan de presenciar.


Esta característica alucinante de Jesús nos muestra que no era un ser humano común y corriente. ¡No señor! Tenía poderes sobrenaturales que desafiaban todas las leyes de la naturaleza.


Su autoridad sobre la naturaleza no solo muestra su dominio sobre el mundo material, sino también su capacidad para transformar y traer paz a las circunstancias más adversas. Es un recordatorio de que, en medio de las tormentas de la vida, podemos confiar en Jesús para traer calma y seguridad a nuestras vidas.


 

El misterio del amor


Imaginen esto: Jesús, el héroe de nuestra historia, se yergue en la cruz, enfrentando el peso de nuestros pecados con una valentía inquebrantable. Ahí, en medio del dolor y la agonía, su amor se desata como un vendaval imparable, rompiendo las cadenas de la oscuridad y abriendo las puertas de la esperanza.


Jesús, el Rey de toda la creación, no tenía ninguna necesidad de someterse a tal sufrimiento y humillación. Él podría haber evitado la cruz y reclamado su lugar en el trono celestial. Sin embargo, en un acto de amor y misericordia que trasciende nuestra comprensión, decidió tomar el camino de la redención a través de su propia muerte.


La grandeza del misterio radica en que Jesús, siendo completamente divino, eligió bajar a nuestra condición humana y experimentar el peso de nuestras faltas y pecados. No solo se rebajó al nivel de la humanidad, sino que se hizo uno de nosotros, compartiendo nuestras alegrías y dolores, nuestras luchas y sufrimientos.


Su muerte en la cruz no fue una obligación, sino una elección voluntaria. Fue un acto supremo de amor y sacrificio que revela la profundidad insondable de su compasión hacia nosotros. A pesar de nuestra condición pecaminosa y despreciable, Jesús nos vio con ojos de amor y se ofreció a sí mismo como el sacrificio definitivo para nuestra redención.


En ese acto misterioso, Jesús cargó con nuestras culpas y nos dio la oportunidad de ser reconciliados con Dios. Su muerte en la cruz nos muestra la magnitud de su amor incondicional y su deseo de restaurar nuestra relación con el Creador.


Este misterio nos invita a reflexionar sobre la grandeza de su humildad y la profundidad de su amor. Nos desafía a reconocer nuestra propia necesidad de redención y a responder con gratitud y adoración a aquel que, siendo Rey, se rebajó hasta la muerte por nosotros, seres despreciables e indignos.


Así que sumerjámonos en el misterio, dejémonos maravillar por la majestuosidad y el amor incomprensible de Jesús, quien, siendo Rey, eligió morir por nosotros. ¡Es un misterio que nos deberia llenar de asombro y gratitud!


 

Aplica


Es hora de llevar todo lo que hemos hablado a la vida cotidiana y aplicarlo en nuestra propia existencia! Aquí hay algunas formas prácticas de implementar el amor y el sacrificio de Jesús en nuestras vidas diarias:

  1. Amar incondicionalmente: Al igual que Jesús nos amó incondicionalmente, podemos esforzarnos por amar a los demás sin condiciones. Esto implica mostrar compasión, empatía y aceptación hacia aquellos que nos rodean, incluso cuando no lo merezcan. Podemos practicar el perdón y la generosidad, recordando que todos somos seres imperfectos necesitados de amor.

  2. Servir a los demás: Siguiendo el ejemplo de Jesús, podemos buscar oportunidades para servir a los demás. Ya sea ayudando a un amigo en necesidad, participando en obras de caridad o simplemente brindando una palabra amable, cada acto de servicio refleja el amor de Jesús en acción.

  3. Buscar la reconciliación: Jesús murió en la cruz para reconciliarnos con Dios. Podemos aplicar esto en nuestras vidas buscando la reconciliación con aquellos con quienes hemos tenido conflictos. Esto implica dejar de lado el rencor y el resentimiento, y trabajar hacia la restauración de las relaciones, fomentando la paz y la unidad.

  4. Vivir con propósito: La vida de Jesús estuvo impulsada por un propósito claro: traer salvación y redención a la humanidad. Podemos encontrar significado en nuestras propias vidas al alinearnos con los valores y principios que Jesús nos enseñó. Esto implica vivir con integridad, honrar nuestros compromisos y trabajar por el bienestar de los demás.

Agreguemos esas cualidades del éxito a la mezcla! Cuando implementamos el amor y el sacrificio de Jesús en nuestra vida cotidiana, también podemos cultivar otras cualidades que nos ayudarán a alcanzar el éxito y el crecimiento personal. Aquí hay algunas ideas para aplicar:

  1. Poder de decisión: Al igual que Jesús tomó la decisión de sacrificar su vida por nosotros, podemos ejercer nuestro propio poder de decisión en nuestras vidas. Tomar decisiones claras y conscientes nos permite dirigir nuestros pasos hacia metas y valores significativos. Establecer objetivos claros y tomar decisiones consistentes nos ayudará a avanzar hacia el éxito en todas las áreas de la vida.

  2. Mantenerse enfocado: Jesús demostró una increíble determinación y enfoque en su misión. Podemos aprender de él al mantenernos enfocados en nuestras metas y propósitos. Evitar distracciones y centrarnos en las tareas y acciones que nos acercan a nuestros objetivos nos ayudará a alcanzar el éxito.

  3. Ser disciplinado: La disciplina es una cualidad clave para el éxito. Jesús fue disciplinado en su vida y enseñó a sus seguidores a vivir de manera disciplinada. Podemos aplicar esto en nuestras vidas al establecer rutinas saludables, establecer límites y cumplir con nuestras responsabilidades. La disciplina nos ayuda a mantener el rumbo y superar obstáculos en nuestro camino hacia el éxito.

  4. Persistencia: Jesús enfrentó numerosos desafíos y adversidades, pero nunca se rindió. Su persistencia nos inspira a perseverar incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Enfrentar los obstáculos con determinación y buscar soluciones creativas nos ayudará a superar los desafíos en nuestro camino hacia el éxito.

  5. Aprendizaje continuo: Jesús fue un maestro y un buscador constante de sabiduría. Podemos seguir su ejemplo al mantenernos abiertos al aprendizaje continuo. Buscar oportunidades de crecimiento personal, leer libros inspiradores, buscar mentores y estar dispuestos a aprender de nuestros errores nos ayudará a crecer y alcanzar el éxito en todos los aspectos de la vida.

Recuerda que el éxito no se limita a los logros materiales, sino que también implica vivir una vida significativa y plena. Al combinar las cualidades del éxito con el amor y la entrega de Jesús, podemos construir una vida equilibrada y llena de propósito. ¡Vamos a perseverar, a aprender y a enfocarnos mientras caminamos en el camino del éxito y el crecimiento espiritual y personal!


 

Oremos


Oh, amado Jesús, En este momento de oración, te confío mi vida en su totalidad. Reconozco que depositaste en mí tu amor inmenso y tu poder transformador. Eres mi Rey, entronizado a la diestra del Padre, y necesito tu presencia en cada aspecto de mi existencia.

Te pido, Señor, que guíes mis pasos en mi trabajo, ayudándome a ser diligente y dedicado(a) en todo lo que hago. Permíteme ser una luz en mi entorno laboral, reflejando tu amor y bondad en mis palabras y acciones. Ayúdame a encontrar satisfacción y propósito en mi labor, y a ser un testimonio vivo de tu amor incondicional.


En mi familia, te ruego que fortalezcas los lazos de amor y unidad. Ayúdame a amar a mis seres queridos con el mismo amor sacrificial que tú mostraste en la cruz. Permíteme ser un canal de paz y reconciliación, superando las diferencias y perdonando como tú me has perdonado.


En mi vida personal, te necesito en cada área: financiera, sentimental, emocional y espiritual. Ayúdame a tomar decisiones sabias y alineadas con tu voluntad, confiando en que tú suplirás todas mis necesidades. Dame discernimiento para administrar mis recursos y sabiduría para cultivar relaciones saludables y significativas. Sé mi refugio en los momentos de dificultad y mi guía en el camino hacia el éxito y el crecimiento personal.


Jesús, eres mi Salvador y mi ejemplo supremo. Te agradezco por tu amor inmenso y por tu sacrificio redentor en la cruz. Ayúdame a vivir cada día con gratitud y devoción, siguiendo tu ejemplo de humildad, amor y servicio.


En tu nombre, confío todas mis preocupaciones y sueños, sabiendo que tú eres fiel y que tienes el control de todas las cosas. Gracias por estar presente en cada aspecto de mi vida. Que mi vida sea un testimonio vivo de tu amor y gracia.


En el nombre de Jesús, te presento esta plegaria. Amén.


Que esta plegaria nos recuerde la importancia de confiar en Jesús en cada área de nuestra vida y buscar su guía y presencia en todo momento. Que su amor y sacrificio sean la fuente de inspiración y fortaleza en nuestra vida cotidiana.


 

Llamado


Amados/as de Dios,


En este momento en tu vida, quiero recordarte que te encuentras en un lugar único y especial. Puede ser que estés en tu primer amor, descubriendo las maravillas de un Dios amoroso y misericordioso. Cada día es una nueva oportunidad para profundizar en tu relación con Él, para conocerlo más y experimentar su amor de manera más profunda.


Tal vez te encuentres en un punto de inflexión, enfrentando decisiones importantes y desafíos en tu camino. No estás solo(a) en esto. Dios está contigo, listo para guiar tus pasos y darte la sabiduría que necesitas. Permítele que te muestre el camino y te llene de su paz en medio de las decisiones difíciles.


Si te has alejado de Dios, quiero animarte a dar un paso de regreso hacia Él. A veces, las circunstancias de la vida o nuestras propias decisiones pueden llevarnos por caminos que nos alejan de su presencia. Pero quiero recordarte que su amor y gracia son inagotables. No importa cuán lejos te hayas alejado, Él siempre está dispuesto a recibirte con brazos abiertos. Te invito a buscarlo, a entregarle tus cargas y a experimentar la alegría de su perdón y restauración.


Si las cadenas de los errores del pasado han dejado una brecha en tu vida, quiero decirte que no tienes que cargar con ese peso. Dios tiene el poder de sanar y restaurar todo lo que ha sido dañado. Su amor es más fuerte que cualquier error o falla que hayas cometido. Permítele que sane tus heridas, que te libere de las cadenas del pasado y que te guíe hacia un futuro lleno de esperanza y propósito.


En este punto de tu vida, te animo a abrir tu corazón a Dios, a confiar en su amor y a permitir que te transforme desde adentro hacia afuera. Él quiere ser parte de cada aspecto de tu vida: en tu trabajo, en tu familia, en tus relaciones, en tus finanzas, en tus sueños y anhelos más profundos. Permítele ser tu guía, tu fortaleza y tu refugio en medio de cualquier desafío o adversidad que enfrentes.


Recuerda siempre que eres amado(a) y valioso(a) a los ojos de Dios. No importa quién eres o lo que hayas hecho, su amor y gracia son más grandes. En este momento, encomiéndate a Él, confía en su plan para tu vida y permite que su amor transforme cada área de tu existencia.


En medio de los desafíos y las incertidumbres de la vida, él te ofrece esperanza inquebrantable y consuelo eterno. Su amor inmenso y sacrificial te envuelve, y su perdón fluye libremente para restaurar tu ser. En su presencia, encontrarás paz en medio de la tormenta y propósito en cada paso que des.


Abre tus oídos a su voz, abre tus brazos a su abrazo divino. Permítele entrar y transformar tu vida. Deja que su luz disipe cualquier oscuridad y su verdad guíe tus pasos. En sus manos, encontrarás redención y libertad sin límites.


No importa quién eres ni lo que hayas hecho, su gracia es suficiente para ti. Él te llama, te busca, te espera con brazos abiertos. No hay distancia que no pueda cruzar, ni herida que no pueda sanar.


Entonces, escucha ese llamado que resuena en lo más profundo de tu ser. Abre tu corazón y permite que Jesucristo entre en tu vida. Deja que su amor te transforme, su poder te fortalezca y su majestad te inspire.


Que en este punto de tu vida, puedas experimentar la plenitud de la reconciliación con Dios, el gozo de su amor y la certeza de que Él tiene un propósito único para ti. Estoy aquí para apoyarte y animarte en tu caminar con Él. Recuerda que no estás solo(a), y juntos podemos crecer y experimentar la plenitud de la vida en Él.


Aceptalo hoy como tu Señor y Salvador. 👑


Con cariño,

Sergio Andres tu C.E

485 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

4 Comments


Unknown member
Jul 19, 2023

Amen

Like

Unknown member
Jul 15, 2023

Es la inspiración para mantenerse en la perseverancia de buscar estar cada dia mas serca de nuestro padre celestial gracias CONSEJERO ESPIRITUAL DIOS le bendiga

Like

Unknown member
Jul 13, 2023

Gracias por el mensaje de hoy me lleno más de su espíritu y de su gracia y me conforta de su amor y esperanza para seguir peleando por ser cada día mejor en todo lo q me rodea bendiciones

Like

Unknown member
Jul 13, 2023

Buenas noches, Sergio!

La, verdad es una extensa explicación, y comparación de todo lo relacionado con Jesús!

Se podría comentar muchísimo, pero yo resumo en cumplir con el amoroso mandamiento, "Amar a Dios y A tu Prójimo como a ti mismo" ahí demostramos que su Amor inconmensurable, nos a tener Amor para dar y recibir, ayudar sin mirar, credo, ni posición económica, ni nada, que sea diferente a nosotros!

Hacer, el bien sin mirar a quien" comúnmente hablando,

Y, Dios Padre, nos brindará no sólo su Amor Celestial, si no Protección, guía, luz para que nuestros caminos sean los correctos!

Dios, Jesús, La Santísima Trinidad, son VIDA, AMOR, SANACIÓN, MISERICORDIA, Y EL MÁS VALIOSO TESORO QUE EXISTE"

POR, ESO AL…

Like
bottom of page