top of page

Devocional: La Ley Divina Guiando Nuestros Pasos


Las tablas de la ley de Dios
Las tablas de la ley de Dios

Oraciòn y reflexión 12 de Julio


¡Bienvenidos al devocional del día 12 de julio! Hoy exploraremos un tema fundamental en nuestra búsqueda espiritual: "La Ley de Dios". Permítanme captar su atención mientras les explico por qué esta ley es tan relevante en nuestras vidas y por qué a veces las personas tienden a ignorarla.


La Ley de Dios no es simplemente un conjunto de normas restrictivas o un manual de control. Es, en cambio, un verdadero manual de vida, una guía amorosa que nos muestra el camino hacia la plenitud y la armonía. Nos revela los principios eternos que están arraigados en la esencia misma de nuestra existencia.


Es comprensible que en ocasiones la gente tienda a ignorar o descuidar esta ley. En un mundo lleno de distracciones y voces que nos instan a seguir caminos divergentes, podemos perder de vista la sabiduría que la Ley de Dios nos ofrece. Sin embargo, al hacerlo, perdemos la oportunidad de experimentar el verdadero propósito y la alegría profunda que emanan de vivir en sintonía con los designios divinos.


Hoy los invito a quedarse en este devocional, a abrir sus corazones y mentes a la sabiduría de la Ley de Dios. Permítanse ser guiados por sus enseñanzas transformadoras y descubran cómo su aplicación puede traer una profunda paz interior y un sentido renovado de propósito en sus vidas.


Juntos, exploraremos los tesoros ocultos dentro de la Ley de Dios, y descubriremos cómo su mensaje trasciende el tiempo y las culturas, ofreciéndonos una brújula segura en medio de las incertidumbres de la vida.


¡Que este devocional sea un punto de partida para una mayor comprensión y compromiso con la Ley de Dios! Permítannos embarcarnos en este viaje espiritual juntos, con la esperanza de que nuestras vidas sean enriquecidas y transformadas por la sabiduría divina que encontraremos a lo largo de estas páginas.


 

tablas de la ley
ley de Dios

Según la Biblia, las Tablas de la Ley, también conocidas como las Tablas de Testimonio, son dos tablas de piedra que fueron grabadas por la mano de Dios y entregadas a Moisés en el Monte Sinaí. Estas tablas contenían los Diez Mandamientos, una serie de preceptos divinos que establecen los principios fundamentales de la moral y la relación entre Dios y la humanidad.


La historia de las Tablas de la Ley se remonta al Antiguo Testamento, en el libro del Éxodo. Después de liberar a los israelitas de la esclavitud en Egipto, Dios condujo a Moisés y al pueblo hacia el Monte Sinaí. Allí, en la cima de la montaña envuelta en nubes y truenos, Moisés recibió las Tablas de la Ley directamente de la mano de Dios.


Estas tablas, hechas de piedra, estaban inscritas en ambos lados con los mandamientos divinos. Representaban un pacto entre Dios y el pueblo de Israel, estableciendo las bases para su relación y el camino hacia una vida justa y en armonía con la voluntad divina.

El propósito de las Tablas de la Ley era proporcionar una guía moral y espiritual para el pueblo de Israel. Los Diez Mandamientos abarcan una amplia gama de aspectos, incluyendo el amor y la adoración a Dios, el respeto a los padres, la prohibición del robo, el asesinato, el adulterio y el falso testimonio, entre otros.


Estas leyes divinas se consideraban fundamentales para mantener una sociedad justa y ordenada, y para que el pueblo de Israel pudiera vivir en una relación correcta con Dios y entre ellos mismos. Las Tablas de la Ley eran un recordatorio constante de los mandamientos divinos y la responsabilidad del pueblo para cumplirlos.


En resumen, las Tablas de la Ley, según la Biblia, surgieron como una revelación divina entregada a Moisés en el Monte Sinaí. Su propósito era establecer una guía moral y espiritual para el pueblo de Israel, proporcionando los fundamentos para una vida justa y en armonía con la voluntad de Dios.

 

Preguntas y respuestas


Pregunta: ¿Cuál es el propósito de la ley de Dios? Respuesta: El propósito de la ley de Dios es revelar el pecado y señalar la necesidad de la salvación por medio de Jesucristo. Pasaje: Romanos 3:20 - "Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado."


Pregunta: ¿Cuál es la base de nuestra salvación? Respuesta: La base de nuestra salvación es la gracia de Dios recibida por medio de la fe en Jesucristo. Pasaje: Efesios 2:8-9 - "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."


Pregunta: ¿Qué enseña la Biblia sobre el juicio final? Respuesta: La Biblia enseña que habrá un juicio final en el que todos compareceremos delante de Dios para dar cuentas de nuestras vidas. Pasaje: Apocalipsis 20:12 - "Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras."


Pregunta: ¿Qué promesa nos da la Biblia acerca del perdón de nuestros pecados? Respuesta: La Biblia nos promete que si confesamos nuestros pecados, Dios es fiel y justo para perdonarnos. Pasaje: 1 Juan 1:9 - "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad."


Pregunta: ¿Cuál es el mandamiento más importante según Jesús? Respuesta: Jesús enseñó que el mandamiento más importante es amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerzas, y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Pasaje: Marcos 12:30-31 - "Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos."


 

Ley de Dios = Amor


Moises recibe las tablas de la ley
Moises recibe las tablas de la ley

Las Tablas de la Ley, entregadas por Dios a Moisés en el Monte Sinaí, representan una parte significativa de la ley de Dios. Estas tablas grabadas con los Diez Mandamientos no deben verse como una lista de reglas impuestas por un Dios tirano, sino más bien como un reflejo del amor de Dios por su creación.


Es cierto que a veces se puede tener la percepción errónea de que Dios está esperando a que alguien cometa un error para imponer su justo castigo. Sin embargo, la verdadera naturaleza de Dios se revela a través de su amor incondicional y su deseo de guiarnos hacia una vida plena y en armonía con su voluntad.


Las Tablas de la Ley son un regalo amoroso de Dios, un manual para ayudarnos a evitar errores y a vivir de acuerdo con sus principios. El hecho de que Dios nos haya dado este manual no significa que nos obligue a seguirlo de forma automática, sino que nos otorga libre albedrío para tomar nuestras propias decisiones y asumir la responsabilidad de nuestras acciones.


Dios nos ama lo suficiente como para darnos las pautas y los mandamientos que nos conducen a una vida abundante y significativa. Él quiere que tomemos decisiones informadas y sabias, basadas en su amor y en nuestro amor hacia él y hacia los demás.

En última instancia, somos nosotros quienes tenemos el poder de decidir si seguimos o no las enseñanzas contenidas en las Tablas de la Ley. Nuestras acciones determinan nuestro futuro y nuestras elecciones tienen consecuencias. Sin embargo, en medio de esto, el amor de Dios siempre está presente, dispuesto a perdonar y a guiarnos en nuestro viaje hacia la plenitud y la felicidad.


Así que, recordemos que las Tablas de la Ley son un recordatorio del amor de Dios y de su deseo de que vivamos una vida plena y en armonía con su voluntad. Somos nosotros quienes tomamos decisiones y moldeamos nuestro futuro, pero siempre podemos contar con el amor y la guía de Dios en nuestro caminar.

 

Aplica


Para aplicar las enseñanzas de las Tablas de la Ley en la vida cotidiana, considera los siguientes puntos:

  1. Conocimiento y reflexión: Toma tiempo para familiarizarte con los mandamientos y su significado. Lee la Biblia y estudia las enseñanzas de Dios para comprender cómo aplicarlos en tu vida diaria.

  2. Amor a Dios: Pon a Dios en el centro de tu vida y ama al Señor con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas. Esto implica cultivar una relación íntima con Él a través de la oración, la adoración y la comunión regular.

  3. Amor al prójimo: Practica el amor al prójimo, tratando a los demás con bondad, compasión, respeto y justicia. Busca oportunidades para ayudar a los demás y ser un instrumento de bendición en sus vidas.

  4. Honestidad y veracidad: Mantén una vida basada en la honestidad y la veracidad. Evita la mentira, el engaño y el robo en todas sus formas, y busca la transparencia en tus relaciones y acciones.

  5. Pureza y fidelidad: Vive una vida de pureza sexual y moral. Respalda la fidelidad en tus relaciones y evita la lujuria, la infidelidad y la inmoralidad en el pensamiento y en la acción.

  6. Descanso y adoración: Acuerdate del día de reposo y tómalo como un tiempo dedicado a la adoración y la renovación espiritual. Considera el sábado como cuarto mandamiento de la ley de Dios. Aparta tiempo para descansar, reflexionar y conectarte con Dios y tu fe.

  7. Respeto a la autoridad: Respeta y obedece a las autoridades establecidas, siempre y cuando no contradigan los principios y mandamientos de Dios. Muestra respeto a tus padres, líderes y gobernantes.

  8. Gratitud y contentamiento: Cultiva una actitud de gratitud hacia Dios por todas las bendiciones que recibes. Evita la envidia, la codicia y el descontento, aprendiendo a estar satisfecho con lo que tienes.

  9. Culto exclusivo a Dios: No adores ni pongas nada por encima de Dios. Reconoce su supremacía en tu vida y evita la idolatría en cualquier forma, ya sea material, emocional o espiritual.

  10. Corazón y pensamientos puros: Mantén tu corazón y tus pensamientos enfocados en lo que es bueno y puro. Evita la envidia, el odio, la codicia y cualquier otro pensamiento o actitud que vaya en contra del amor y la justicia de Dios.

Recuerda que la aplicación de estas enseñanzas requiere esfuerzo y perseverancia. Busca la guía del Espíritu Santo, confía en la gracia de Dios y busca vivir una vida que refleje los principios divinos en todas las áreas de tu vida.


 

Oremos


Dios amoroso y justo,


En este momento, me acerco a ti en oración para buscar tu guía y fortaleza en la aplicación de tus enseñanzas en mi vida cotidiana. Reconozco que tus mandamientos son un regalo de amor que buscan mi bienestar y mi relación contigo.


Te pido, Señor, que me concedas la sabiduría y la voluntad para vivir de acuerdo con tus mandamientos. Ayúdame a amarte con todo mi corazón, alma, mente y fuerzas, y a amar a mi prójimo como a mí mismo. Que mi amor hacia ti se refleje en acciones de bondad, compasión y justicia hacia los demás.


Concédeme la fortaleza para ser honesto y veraz en todas las áreas de mi vida. Ayúdame a mantener la pureza y la fidelidad en mis pensamientos y acciones, y a buscar la excelencia moral en todo lo que hago.


Señor, te pido que me guíes en el descanso y la adoración, que pueda encontrar tiempo para conectarme contigo y renovar mi espíritu. Permíteme vivir en gratitud y contentamiento, reconociendo todas las bendiciones que has derramado sobre mí.

En mi relación con las autoridades y líderes, ayúdame a mostrar respeto y obediencia en la medida en que no contradigan tus principios divinos. Permíteme ser un modelo de integridad y humildad.


Padre, te ruego que guardes mi corazón y mis pensamientos, que me ayudes a mantenerlos puros y enfocados en lo que es bueno y justo. Libérame de cualquier idolatría o adoración a cosas terrenales, y ayúdame a poner a Dios en primer lugar en mi vida.


En tu gracia y amor, te pido que me des fuerzas y ​​perseverancia en la aplicación diaria de tus enseñanzas. Que mi vida sea un testimonio vivo de tu amor y justicia, y que pueda glorificarte en todo lo que hago.


En el nombre de Jesús, amén.


 

Quiero expresar mi profundo agradecimiento a todos los lectores que nos han acompañado en este devocional sobre la ley de Dios. Ha sido un privilegio poder reflexionar juntos sobre la importancia de vivir de acuerdo con los mandamientos divinos y cómo esto nos acerca más a Dios y a una vida plena.


Agradezco su tiempo y disposición para sumergirse en estas enseñanzas bíblicas. Espero que este tiempo haya sido de inspiración y reflexión para todos nosotros.


Mañana continuaremos nuestro devocional, explorando nuevos aspectos de nuestra fe y nuestra relación con Dios. Los invito a seguir con nosotros, a abrir sus corazones y mentes para recibir las bendiciones que Dios tiene preparadas para cada uno de nosotros.


Que el amor de Dios nos guíe, su gracia nos sostenga y su Espíritu Santo nos inspire a vivir cada día conforme a su voluntad. Que podamos ser testigos vivientes de su amor y misericordia en nuestro entorno.


¡Gracias nuevamente y que tengan un día bendecido! Nos vemos mañana para continuar nuestro devocional juntos. ¡Que Dios les bendiga abundantemente!

Tu consejero espiritual Sergio Andres

538 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3 comentários


Membro desconhecido
12 de jul. de 2023

Amén 🙏🙏🙏 gracias Padre celestial por darnos los mandamientos y poderlos llevar a cabo y tratar a nuestros semejantes con ❤️❤️❤️, con gratitud y tener paciencia hacia los demás que todavía no creen en ti, dame sabiduría y diserni miento para llevarlos a te ti y doblen rodilla en el nombre poderoso de nuestro Señor Jesucristo, amén amén.

Curtir

Membro desconhecido
12 de jul. de 2023

Gracias, Sergio!

OMG, princesas escribí, * es palabras* sorry please. (⁠。⁠♡⁠‿⁠♡⁠。⁠)

Curtir

Membro desconhecido
12 de jul. de 2023

Buenas noches, Sergio!

Excelentes palabras, sublimes, no nos quedaríamos esperando las princesas y Bendiciones de DIOS PADRE, si incumplimos sus mandatos, todos somos pecadores, pero ahí está, el objetivo si pecamos, debemos arrepentirnos ahí viene el PERDÓN!

Si, cumplimos DIOS nos brinda todo su amor, y protección!

Lo, que hay que rogar es alejarnos de toda ocacion de pecado! Para, no ofenderlo!

AMO A DIOS! Y POR ÉL ME ENTREGUÉ, Y DÍA A DÍA VOY CORRIGIENDO ERRORES, Y ME SIENTO MUY MUY CONFORME, PROTEGIDA, AMADA, BENDECIDA!

Gracias, Sergio!

Que, DIOS te cubra con sus Bendiciones! 🙏🙌🙏🌟🙏🌹🙏

Curtir
bottom of page