top of page

Oración por los enfermos


Jesus y un enfermo, frase de salud
Amén Señor!!!

Dios amoroso y compasivo,


Hoy hemos decidido invocar tu presencia en el ámbito de la salud, oh Dios amoroso y compasivo.


Nos acercamos a ti en este momento de oración con corazones humildes y necesitados, con la intención de elevar nuestras plegarias por aquellos que enfrentan dificultades en todas las áreas de sus vidas, en especial por los enfermos. Reconocemos que en este mundo lleno de desafíos, tu gracia y tu amor son una fuente de consuelo y esperanza.


Hoy, deseamos poner ante ti las preocupaciones que pesan en nuestros corazones. Sabemos que en este momento hay personas que están sufriendo, ya sea por enfermedades graves, dolencias físicas, dificultades emocionales o espirituales. Queremos rogar por todos ellos, Señor.


Primero, te pedimos que extiendas tu mano sanadora sobre aquellos que se encuentran postrados en camas de hospital, luchando contra enfermedades que ponen en riesgo sus vidas. Concédeles la fuerza y la curación que tanto necesitan, y fortaléceles en su confianza en ti. Permíteles sentir tu presencia a su lado, trayendo consuelo y esperanza en medio de la adversidad.


También recordamos a aquellos que sufren de dolencias físicas y discapacidades que afectan su calidad de vida. Sé su refugio y su fortaleza en tiempos de debilidad. Ayúdales a encontrar paz en medio de su dolor y a mantener la confianza en tu plan divino para sus vidas.


En esta oración, elevamos a quienes están luchando con desafíos emocionales y espirituales. Te pedimos, Señor, que renueves su fe y su confianza en ti. Concédeles la paz que sobrepasa todo entendimiento y el discernimiento para comprender tu voluntad en sus vidas.

En este momento de oración, también recordamos a los médicos, enfermeras y cuidadores que trabajan incansablemente para aliviar el sufrimiento de los enfermos. Guíales con tu sabiduría y compasión mientras sirven a los demás.


Oramos por las familias y seres queridos de quienes están enfermos. Concédeles la fortaleza para apoyar y cuidar a sus seres queridos en momentos difíciles, y fortaléceles en su fe en ti.


Dios amoroso, sabemos que tu amor es inmenso y que siempre escuchas nuestras plegarias. Te encomendamos a todos estos queridos hijos tuyos, confiando en tu gracia y en tu plan perfecto.


2 Parte


En esta continuación de nuestra plegaria, deseamos abordar las dolencias físicas que afectan a muchas personas en todo el mundo. Sabemos que estás presente en cada aspecto de nuestras vidas, incluso en medio de nuestras luchas con la salud física.


Te pedimos por aquellos que sufren de artritis, una condición dolorosa que a menudo limita su movilidad y calidad de vida. Te rogamos que alivies sus dolores, les des paciencia para sobrellevarlo y les concedas fuerza para afrontar cada día con dignidad.


Por favor, cuida de aquellos que luchan contra la diabetes, una enfermedad que requiere atención constante y puede tener efectos graves en el cuerpo. Ayúdales a mantener un equilibrio en su salud y dales la sabiduría para tomar decisiones adecuadas en su cuidado.

Te imploramos por aquellos que enfrentan la hipertensión y otros problemas cardiovasculares.


Protege sus corazones y arterias, y guíales en la búsqueda de hábitos de vida saludables. Concede a los médicos y especialistas la sabiduría para tratar estas afecciones de manera efectiva.


Para aquellos que sufren de dolores musculares, cansancio crónico y otros malestares físicos, pedimos alivio y consuelo. Que encuentren solaz en tu presencia y la fortaleza para sobrellevar estos desafíos.


Te rogamos por quienes padecen dolores de espalda, piernas y rodillas, a menudo limitando su capacidad para moverse y disfrutar de la vida plenamente. Concede sanación y alivio a sus cuerpos, para que puedan recuperar su movilidad y bienestar.


Por último, pero no menos importante, oramos por aquellos que luchan contra enfermedades respiratorias, especialmente en estos tiempos de desafío global. Bríndales fuerza para respirar y superar estas dificultades. Guía a los médicos y científicos en la búsqueda de tratamientos y soluciones.


Dios amoroso, sabemos que cada una de estas dolencias físicas es un desafío único para quienes las enfrentan. Te pedimos que les des fuerza, coraje y paciencia para seguir adelante. Que puedan sentir tu amor y cuidado en cada momento de su lucha.

Encomendamos a todos estos seres queridos en tus manos amorosas, confiando en tu plan divino para su salud y bienestar.


3 Parte


¡Dios todopoderoso, Señor de la humanidad!


Hoy, humildemente, nos dirigimos a ti con el corazón lleno de esperanza y confianza en tu poder divino. Te pedimos que, en tu inmensa misericordia, quites las dificultades y libres a todos los enfermos de sus males. Te imploramos que alivies sus sufrimientos y les concedas la sanación que solo tú puedes otorgar, porque eres el Sanador supremo. En ti, y solo en ti, encontramos la verdadera cura.


En medio de las luchas y desafíos que enfrentan, te pedimos que fortalezcas su fe y nuestra fe. Permítenos permanecer firmes en la creencia de que tu amor y tu gracia son más grandes que cualquier enfermedad o aflicción. Que nuestra fe se establezca bien, como una roca inquebrantable, confiando en que tú siempre estás con nosotros, guiándonos a través de las tormentas de la vida.


Señor, en este mundo lleno de incertidumbre, nuestras vidas están marcadas por la fragilidad y la vulnerabilidad. Sin embargo, sabemos que en medio de nuestras debilidades, tu poder se perfecciona. Por lo tanto, te encomendamos a todos aquellos que están luchando contra enfermedades y dolencias físicas, emocionales o espirituales.


Te pedimos que seas su refugio en tiempos de dolor, su fortaleza en momentos de debilidad y su consuelo en medio de la tristeza. Guía a los médicos y cuidadores con tu sabiduría y compasión mientras trabajan para aliviar el sufrimiento de los enfermos.


Oh Señor, concede a las familias y seres queridos de los enfermos la paciencia, la comprensión y el amor necesario para apoyar a sus seres queridos en su camino hacia la recuperación. Que el amor y la unidad prevalezcan en medio de las pruebas.

Te encomendamos a todos estos queridos hijos tuyos, confiando en tu amor incondicional y en tu plan perfecto. En el nombre de tu Hijo, Jesucristo, oramos. Amén.


4 Parte


Dios todopoderoso, en nuestra humildad reconocemos que en medio del dolor físico y el sufrimiento, a menudo podemos caer en tentación y pecado. Las dificultades pueden llevarnos a adoptar costumbres y actitudes que nos alejan de tu camino de amor y verdad. aumentando la probabilidad de enfermarnos. Te pedimos, Señor, que nos libres de estos peligros espirituales y nos fortalezcas para resistir la tentación.

En momentos de dolor físico, es posible que caigamos en la desesperación, la ira, el stress o el resentimiento. Estos sentimientos pueden oscurecer nuestra alma y alejarnos de tu luz atrayendo un sinfin de males producidos porTe pedimos que nos libres de tales emociones negativas y nos ayudes a encontrar la paz y la paciencia en medio de la aflicción.

El letargo espiritual puede apoderarse de nosotros cuando enfrentamos dolencias físicas prolongadas. A veces, la tristeza y el desánimo pueden nublar nuestra relación contigo y hacernos olvidar la importancia de mantener nuestra fe viva y activa. Te pedimos que renueves nuestro espíritu, que nos des la fuerza para continuar buscándote y que nos recuerdes que, incluso en medio del sufrimiento, estamos llamados a crecer espiritualmente.


Señor, en ti encontramos la gracia para superar el pecado y las malas costumbres que pueden surgir en tiempos de enfermedad y dolor. Ayúdanos a resistir la tentación de abandonar la fe o de buscar consuelo en lugares equivocados. Permítenos ver tu rostro en medio de nuestras pruebas y encontrar en ti la verdadera fuente de sanación y restauración. Concédenos la sabiduría para comprender que, aunque nuestros cuerpos pueden debilitarse, nuestro espíritu puede fortalecerse en comunión contigo. Ayúdanos a mantener nuestras mentes y corazones centrados en tu amor y tu voluntad, incluso en medio de las dificultades más profundas.

Dios compasivo, encomendamos nuestras vidas enteras a tu cuidado y guía. Que nuestras experiencias de dolor físico y letargo espiritual nos acerquen más a ti, en lugar de alejarnos. Que tu luz y tu amor brillen en nuestros corazones incluso en medio de las sombras. Dios todopoderoso, reconocemos que estas actitudes y pecados pueden no solo alejarnos de ti, sino también enfermarnos en un sentido espiritual y emocional. Cuando permitimos que el dolor físico y el letargo espiritual nos lleven por caminos de desesperación, ira, resentimiento o apatía, nuestro espíritu puede debilitarse, y nuestras almas pueden enfermarse.

La desesperación puede oscurecer nuestra visión y hacernos perder la esperanza en tu gracia y poder. La ira y el resentimiento pueden envenenar nuestras relaciones con los demás y contigo. El letargo espiritual puede dejar nuestras almas sedientas y adormecidas. Te pedimos que nos libres de estas actitudes y pecados que enferman nuestro ser. Concédenos la fortaleza para resistir estas tentaciones y la sabiduría para reconocer cuándo necesitamos tu ayuda para sanar nuestras almas. Permítenos encontrar en ti la fuente de consuelo y sanación que necesitamos para sobrellevar el dolor físico y el desánimo espiritual.


5 Parte


Reconocemos que nuestros cuerpos son un regalo sagrado y que la forma en que los cuidamos puede tener un impacto profundo en nuestra salud. Te pedimos perdón por los malos hábitos alimentarios y la falta de actividad física regular que a menudo favorecen la aparición de enfermedades como la obesidad, la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes.


En un mundo lleno de tentaciones alimentarias y un estilo de vida cada vez más sedentario, a menudo sucumbimos a malos hábitos que dañan nuestros cuerpos. Te pedimos, Señor, que nos des la fuerza y la determinación para tomar decisiones saludables en cuanto a nuestra alimentación y a la actividad física.


Ayúdanos a comprender que nuestros cuerpos son templos sagrados que debemos cuidar y respetar. Que podamos encontrar el autocontrol para resistir la tentación de la comida poco saludable y la motivación para mantenernos activos y en forma.


Te pedimos por aquellos que ya han sido afectados por enfermedades como la obesidad, la hipertensión, el colesterol alto o la diabetes. Concédeles la fortaleza para llevar a cabo los cambios necesarios en sus vidas y el apoyo necesario para superar estos desafíos de salud.

Te rogamos por los profesionales de la salud que trabajan incansablemente para ayudar a las personas a manejar estas enfermedades. Dales sabiduría y compasión en su labor, y guíales en la búsqueda de soluciones efectivas.


Padre amoroso, te pedimos que nos des la sabiduría y la voluntad para cuidar de nuestros cuerpos como regalos preciosos que son. Que podamos honrarte a través de nuestras elecciones alimentarias y nuestros hábitos de ejercicio, para que podamos vivir vidas saludables y plenas.


Encomendamos nuestras preocupaciones y deseos de cambio en este aspecto de nuestras vidas a tu amorosa guía y apoyo. En el nombre de tu Hijo, Jesucristo, oramos. Amén.

Encomendamos nuestras vidas a tu cuidado amoroso y te pedimos que restaures la salud espiritual de aquellos que han caído en estas trampas del sufrimiento. Que podamos experimentar la sanación completa que proviene de tu gracia y tu misericordia. En el nombre de tu Hijo, Jesucristo, oramos. Amén.


Con afecto y oraciones

Sergio Andres tu Consejero Espiritual


Suscríbete a mi canal de salud 👇


604 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3件のコメント


不明なメンバー
2023年9月26日

Gracias DIOS por éste nuevo amanecer por todo el universo gracias por esta plegaria que ponemos a tus pies señor danos padre la sabiduría la fuerza de boluntad para Acer buenos cambios de estilo de vida perdóname si no supe cuidar el cuerpo que me diste y ayúdame con positivismo gracias señor 🙏 por este tiempo a tus pies dejo mi plegaria en el poderoso nombre de Jesús amén 🙌

いいね!

不明なメンバー
2023年9月26日

Amén,🙏🙏🙏

いいね!

不明なメンバー
2023年9月26日

ndiciones eB .íritu iripse y amla, etnem ,po reucí imodo tn edad inas alJesucristo señor nuestro de mbre onel en aró lceDralceD nEDeclaró

いいね!
bottom of page