top of page

Orando a la luz de proverbios 9


Jesus con leones
Jesus intercede por nosotros


¡Buenos días! Es un honor acompañarte en este devocional, explorando juntos la sabiduría que se encuentra en Proverbios 9. En este capítulo, la Sabiduría y la Insensatez se presentan como dos mujeres que invitan a banquetes muy diferentes.


Imagina por un momento que estás parado en una encrucijada entre dos puertas. A tu derecha, la Sabiduría extiende una mesa llena de conocimiento, entendimiento y discernimiento. A tu izquierda, la Insensatez ofrece un festín efímero, lleno de placeres momentáneos pero que conducen a un destino incierto.


Proverbios 9:10 nos dice: "El temor del Señor es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santo es entendimiento". Aquí encontramos la clave para discernir entre las dos opciones. La verdadera sabiduría comienza con el temor reverente a Dios y con la búsqueda constante de Su conocimiento.


Hoy, mientras exploramos estos versículos, reflexionemos juntos sobre cómo nuestras decisiones diarias nos llevan hacia la Sabiduría divina o nos alejan hacia la Insensatez temporal. Que este devocional sea una oportunidad para fortalecer nuestro entendimiento y aplicar la sabiduría en cada área de nuestras vidas.


Abramos nuestros corazones a la enseñanza de Proverbios 9 y permitamos que la Palabra de Dios ilumine nuestro camino hacia una vida guiada por la verdadera sabiduría.

Comencemos con la lectura biblica...


 

La Sabiduría y la mujer insensata


La sabiduría edificó su casa,

Labró sus siete columnas.

Mató sus víctimas, mezcló su vino,

Y puso su mesa.

Envió sus criadas;

Sobre lo más alto de la ciudad clamó.

Dice a cualquier simple: Ven acá.

A los faltos de cordura dice:

Venid, comed mi pan,

Y bebed del vino que yo he mezclado.

Dejad las simplezas, y vivid,

Y andad por el camino de la inteligencia.

El que corrige al escarnecedor, se acarrea afrenta;

El que reprende al impío, se atrae mancha.

No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca;

Corrige al sabio, y te amará.

Da al sabio, y será más sabio;

Enseña al justo, y aumentará su saber.

10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,

Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

11 Porque por mí se aumentarán tus días,

Y años de vida se te añadirán.

12 Si fueres sabio, para ti lo serás;

Y si fueres escarnecedor, pagarás tú solo.

13 La mujer insensata es alborotadora;

Es simple e ignorante.

14 Se sienta en una silla a la puerta de su casa,

En los lugares altos de la ciudad,

15 Para llamar a los que pasan por el camino,

Que van por sus caminos derechos.

16 Dice a cualquier simple: Ven acá.

A los faltos de cordura dijo:

17 Las aguas hurtadas son dulces,

Y el pan comido en oculto es sabroso.

18 Y no saben que allí están los muertos;

Que sus convidados están en lo profundo del Seol.


 

Oración personal


Amado Dios,


Hoy me presento ante Ti con un corazón agradecido por la riqueza de tu Palabra, específicamente por Proverbios 9. En este capítulo, encuentro tu llamado a la sabiduría, tu invitación a sentarme a tu mesa y aprender de Ti.


Señor, reconozco que en mi vida hay momentos en los que he seguido el camino de la insensatez, buscando placeres temporales que no satisfacen mi alma. Pero hoy, en este momento de oración, deseo cambiar mi rumbo. Anhelo seguir la senda de la verdadera sabiduría que proviene de Ti.


En Proverbios 9, me ofreces la oportunidad de sentarme a tu mesa, de nutrir mi espíritu con tu conocimiento y discernimiento. Padre, hoy acepto esa invitación con humildad. Quiero recibir de Ti la sabiduría que proviene del temor reverente a tu nombre.


Dios de toda sabiduría, te pido que transformes mi corazón y mi mente. Que cada día sea una oportunidad para aprender de Ti, para crecer en entendimiento y para vivir de acuerdo con tu voluntad. Capacítame para tomar decisiones sabias que reflejen tu amor y tu verdad.

Gracias, Señor, por ser el Maestro que me guía en el camino de la sabiduría. Que mi vida sea un testimonio de tu gracia y de la transformación que ocurre cuando seguimos tu camino. Amen.


 

Oración colectiva


Nuestro Padre, gracias por la instrucción que nos da a si enseñanza, que nos hace sabios.

También estamos agradecidos por la reprimenta que nos da cuando nos desviamos de tu camino, te agradecemos y amamos aún más por el consejo siempre vigilante que continuás dándonos a través de tu espíritu santo.


Has dicho en tu palabra que el temor del Señor es el principio de la sabiduría.

A medida que buscamos tu rostro y comprensión de tu carácter, nos sentimos honrados.

Has por encima de todas las cosas, pero te tomas el tiempo para vender nuestras vidas.

Gracias y alabado sea tu nombre, Señor Todo-Poderoso.


Ayúdame, entregarme a ti. Ayúdame a tener la sabiduría y el conocimiento para temerte por reverencia al poder que tienes. Acompáñame mientras estudio tu palabra para aprender tus caminos y enseñanzas, que pueda mantener la humildad que viene de saber que sirva un creador omnipotente en el nombre de Jesús. Amen


 

Dios te dice hoy:

Mis amados hijos,


Hoy me acerco a ustedes con palabras que trascienden el tiempo y llegan a lo más profundo de sus corazones. En Proverbios 9, les invito a considerar las dos sendas que se extienden ante ustedes: la senda de la Sabiduría y la senda de la Insensatez.


En Mi infinito amor por ustedes, deseo que caminen por el camino de la verdadera sabiduría. La Sabiduría no es simplemente un conjunto de conocimientos, sino un entendimiento profundo y una conexión íntima conmigo. Como dice en Proverbios 9:10, "El temor del Señor es el principio de la sabiduría". No se trata de un miedo paralizante, sino de un respeto reverente y un reconocimiento de Mi soberanía.


Mi deseo es que busquen mi conocimiento, que se sumerjan en mi Palabra y que permitan que la sabiduría guíe cada paso que den. Encontrarán que en la mesa de la Sabiduría hay sustento para el alma, discernimiento para las decisiones y luz para el camino.


A menudo, la Insensatez se disfraza de placeres momentáneos y satisfacciones efímeras. Pero les advierto que esa senda lleva a la confusión y a la lejanía de Mi propósito para sus vidas.


Hoy, les insto a elegir la Sabiduría. Permítanme guiarles en cada elección, en cada decisión. Dejen que Mi amor y Mi verdad les conduzcan a una vida plena y significativa. La Sabiduría es un regalo que está a su alcance, solo necesitan buscarla con corazones abiertos.


Que en este devocional encuentren no solo palabras, sino la voz suave de Mi Espíritu llamándoles a la senda de la Sabiduría. Estoy siempre con ustedes, dispuesto a guiarles hacia una vida de plenitud y propósito.


Con amor eterno, Dios


 

Plegaria en respuesta:


Amado Dios,

Me acerco a Ti con humildad y gratitud por las palabras de amor y sabiduría que has compartido conmigo. En este momento, Señor, abro mi corazón ante Ti y reconozco mi necesidad de tu dirección y guía.


Padre celestial, gracias por recordarme que el temor reverente a Ti es el principio de la sabiduría. Hoy, me postro delante de Ti, reconociendo tu soberanía y buscando tu conocimiento profundo. Sé que en tus manos encuentro discernimiento y entendimiento para cada aspecto de mi vida.


Mientras reflexiono sobre las sendas de la Sabiduría y la Insensatez, anhelo seguir tus caminos, Señor. Que tu Espíritu Santo sea mi guía constante, orientándome lejos de las distracciones temporales y acercándome a la plenitud que solo encuentro en Ti.


Dios de amor y verdad, me comprometo a sumergirme en tu Palabra, a buscar tu rostro en la oración y a seguir tus enseñanzas en cada elección que enfrento. Que tu luz ilumine mi camino y que mi vida refleje la sabiduría que proviene de tu amor inagotable.


Confiando en tu gracia y misericordia, te pido, Señor, que me guíes en la senda de la Sabiduría todos los días de mi vida. Que cada decisión que tome esté alineada con tu voluntad, y que mi vida sea un testimonio viviente de tu amor transformador.


En el nombre de tu amado Hijo, Jesucristo, oro y agradezco. Amén.


 

Amados de Dios,


En este momento sagrado, nos reunimos como un cuerpo de creyentes, unidos por el lazo de amor que compartimos en Cristo. La invitación que nos presenta Proverbios 9 es una luz suave que ilumina nuestro camino espiritual.


En el corazón de Proverbios 9 encontramos la hermosa imagen de la Sabiduría extendiendo su mano, invitándonos a una mesa donde el conocimiento y la comprensión son el banquete. Es un llamado amoroso del Señor para que nos acerquemos, aprendamos y crezcamos en su sabiduría.


En este instante, siento la necesidad de recordarnos la ternura de este llamado divino. El Señor nos invita a nutrirnos de Su sabiduría, a buscar la comprensión que solo Él puede ofrecer. Es un llamado lleno de amor, una expresión de Su deseo de guiarnos en la senda de la verdad y la rectitud.


Hoy, mientras reflexionamos sobre Proverbios 9, abramos nuestros corazones a la voz amorosa del Padre celestial. Permitámonos ser conducidos por Su sabiduría y confiemos en Su guía en cada paso que demos.


Que este mensaje de Proverbios 9 resuene en nuestras almas, recordándonos la intimidad que podemos experimentar al sentarnos a la mesa del Señor. Que nuestro anhelo sea aprender y crecer en la comprensión que solo proviene de Él.


En el nombre amoroso de Jesús, quien es la personificación de la sabiduría divina, amén.


Con el anhelo de crecer en sabiduría y en fe

Sergio Andrés tu Consejero Espiritual

639 visualizaciones5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page