top of page

Pon en manos del Señor todas tus obras, y Tus proyectos se cumplirán


Jesus mirando con ternura
Pon en manos del Señor todas tus obras, y Tus proyectos se cumplirán

En un mundo lleno de incertidumbre y cambios constantes, hay algo que podemos afirmar con confianza: nuestros proyectos se cumplirán. A lo largo de nuestras vidas, soñamos, planeamos y trabajamos arduamente para alcanzar metas y objetivos que nos impulsan hacia un futuro mejor. Sin embargo, en el camino podemos enfrentar obstáculos, desafíos y momentos de duda que nos hacen preguntarnos si nuestros sueños realmente se harán realidad.


Pero en este devocional, queremos llevarte a una profunda reflexión basada en la verdad eterna: nuestro Dios es fiel, y aquel que ha sembrado en nuestros corazones anhelos y proyectos, también es el Dios que cumplirá Su propósito en nosotros.

Cada paso que damos en esta vida está bajo Su cuidado amoroso. Cada sueño que albergamos, cada anhelo que sentimos, lleva la impronta de Su mano en nuestra existencia. Es Él quien nos infunde la valentía para enfrentar los desafíos, quien nos inspira a perseverar ante la adversidad y quien nos da la sabiduría para tomar decisiones sabias en el camino hacia nuestros proyectos.


A lo largo de las Escrituras, encontramos innumerables ejemplos de cómo Dios cumplió las promesas que hizo a su pueblo y cómo llevó a cabo sus proyectos en la vida de individuos comunes. Desde Noé y su arca hasta José y sus sueños proféticos, desde la liberación de los israelitas de la esclavitud en Egipto hasta la venida de Jesús para redimir a la humanidad, Dios ha demostrado una y otra vez que es fiel a Su Palabra.


Entonces, querido lector, te invitamos a abrir tu corazón y tus oídos a esta verdad transformadora: Dios está obrando en cada uno de tus proyectos. Él conoce tus sueños, tus anhelos más profundos y cada detalle de tu vida. Siempre y cuando busques Su voluntad y confíes en Su perfecto timing, verás cómo Él te guía hacia el cumplimiento de tus proyectos de una manera que supera toda expectativa.


Acompáñanos en este devocional donde exploraremos cómo nuestra fe en Dios y Su fidelidad nos llevan a un camino de esperanza, gozo y realización. Tus proyectos se cumplirán, no porque confíes en tus propias fuerzas, sino porque confías en el Dios que todo lo puede y que siempre cumple Sus promesas. ¡Juntos emprendamos esta jornada de fe y descubramos cómo en Él se encuentra el cumplimiento de nuestros más anhelados sueños!


 

Parte 2: La Sabiduría Divina en Nuestros Proyectos


Nuestra capacidad para planear y tomar decisiones viene de Dios, además, nos bendice en ello siempre, porque nos ofrece la sabiduría divina para trazar nuestros caminos y alcanzar nuestros proyectos.


A través de la oración y la meditación en Su Palabra, encontramos la guía y discernimiento que neesitamos para avanzar con confianza en cada paso que damos.

En Santiago 1:5, se nos insta a pedir sabiduría a Dios: "Y si alguno de ustedes tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie".


Dios no solo nos concede sabiduría, sino que lo hace generosamente y sin restricciones. Cuando buscamos Su dirección en nuestros proyectos, Él nos provee de las respuestas y la claridad que necesitamos. Es importante recordar que, aunque contamos con nuestra habilidad para planificar, la sabiduría divina trasciende nuestra comprensión humana.


En Isaías 55:8-9, Dios nos recuerda: "Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni sus caminos son mis caminos —afirma el Señor—. Así como los cielos son más altos que la tierra, mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes". Al confiar en la sabiduría de Dios, nos abrimos a posibilidades que nunca imaginaríamos por nosotros mismos.


La sabiduría divina también nos guía hacia decisiones que honran a Dios y benefician a los demás. Cuando buscamos la dirección de Dios en nuestros proyectos, podemos estar seguros de que Él nos conducirá por caminos de justicia y amor. Proverbios 2:6 nos asegura: "Porque el Señor da sabiduría; conocimiento y comprensión brotan de sus labios". La sabiduría que proviene de Dios nos capacita para tomar decisiones que reflejen Su carácter y nos acerquen a nuestro propósito en la vida.


Por lo tanto, en nuestra búsqueda por cumplir nuestros proyectos, busquemos la sabiduría divina. Confíemos en que Dios está obrando en cada detalle y que nos guiará hacia lo que es mejor para nuestras vidas. Reconozcamos que nuestra habilidad para planificar y decidir proviene de Él, y permitamos que Su sabiduría nos ilumine en cada paso que damos.


Encomendemos nuestros proyectos a Dios en oración, buscando siempre Su voluntad y confiando en que Él nos guiará hacia el cumplimiento de nuestros sueños. Confiemos en Su amor, en Su gracia y en Su sabiduría divina, porque en Él encontramos la dirección y el propósito que anhelamos en nuestros corazones. ¡Que en cada paso de nuestro caminar encontremos la sabiduría de Dios, y que nuestros proyectos sean una manifestación de Su amor y bondad en el mundo!


 

Aplica


Aplicar la sabiduría divina en la vida cotidiana, reconociendo que para Dios no hay nada imposible y que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece, implica vivir una vida de fe activa y confianza en el poder sobrenatural de Dios. Aquí hay algunas formas prácticas de hacerlo:

  1. Sueña en grande y ora con expectativa: Permítele a Dios guiar tus sueños y aspiraciones, y ora con expectativa, creyendo que Él puede hacer cosas imposibles en tu vida y en la vida de los demás.

  2. Acepta los desafíos con valentía: Cuando te enfrentes a desafíos aparentemente insuperables, no te desanimes. Recuerda que Dios está contigo, y en Él encontrarás la fuerza y la sabiduría para enfrentar cualquier obstáculo.

  3. Afirma la verdad de la Palabra de Dios: Llena tu mente y corazón con las promesas y verdades de la Biblia. Declara en fe que todo lo que Dios ha dicho es verdadero y aplicable a tu vida.

  4. Actúa con fe y obediencia: Cuando Dios te guíe hacia algo que puede parecer imposible, da el paso de fe y obedece Su dirección. Confía en que Él te respaldará y te guiará en cada paso del camino.

  5. Busca oportunidades para manifestar el amor de Cristo: Aprovecha cada oportunidad para mostrar el amor y la compasión de Cristo a los demás. Sé una luz en el mundo y un instrumento para manifestar el poder transformador de Dios.

  6. Rinde tus preocupaciones y ansiedades a Dios: Cuando te enfrentes a situaciones desafiantes, entrégale tus preocupaciones y ansiedades a Dios en oración. Confía en que Él cuidará de ti y proveerá todo lo que necesitas.

  7. Mantén una actitud de gratitud: Cultiva una actitud de gratitud hacia Dios por Su amor, poder y gracia en tu vida. Reconoce y agradece las bendiciones que Él te ha otorgado.

  8. Aprende de los momentos difíciles: En los momentos de dificultad, busca aprender y crecer en tu fe. Confía en que Dios puede usar cada situación paraĺndas completamente Su propósito en el momento.

  9. Permanece en comunión con Dios: Mantén una relación constante con Dios a través de la oración y la meditación en Su Palabra. La comunión con Él te mantendrá conectado a Su sabiduría y fortaleza sobrenatural.

  10. Sé paciente y perseverante: Reconoce que el cumplimiento de los proyectos puede llevar tiempo. Persevera en la fe y la confianza en Dios, sabiendo que Él es fiel y cumplirá lo que ha prometido.

Recuerda que con Dios a tu lado, no hay límites para lo que puedes lograr. Vive cada día con una fe activa, confiando en la sabiduría divina y en el poder sobrenatural de Cristo que te fortalece. Permítele a Dios manifestar Su voluntad en tu vida cotidiana, y sé un testigo vivo de Su amor y poder en todo lo que haces.



 

Querido amigo o amiga


Hoy quiero animarte a que incluyas a Dios en cada aspecto de tus proyectos y planes. Al hacerlo, experimentarás el poder transformador de Su amor y sabiduría en tu vida.

Cuando invitamos a Dios a formar parte de nuestros proyectos, reconocemos que Él es el Creador y el Autor de nuestras vidas. En Proverbios 16:3 se nos dice: "Encomienda al Señor tus obras, y tus proyectos se cumplirán". Al entregar nuestras metas y sueños en las manos de Dios, encontramos la certeza de que Él nos guiará y allanará nuestros caminos.


La presencia de Dios en nuestros proyectos nos da la paz y la confianza de que no estamos solos. En Isaías 41:10, Él nos dice: "No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia". Con Dios a nuestro lado, no hay desafío que no podamos enfrentar y superar.


Cuando seguimos la guía de Dios, nos alineamos con Su voluntad perfecta. En Jeremías 29:11, leemos: "Porque yo sé los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza". Confía en que los planes de Dios para ti son buenos y llenos de esperanza.


Además, invitar a Dios a formar parte de nuestros proyectos nos permite mantener nuestros corazones enfocados en lo que realmente importa. En Mateo 6:33, Jesús nos anima a buscar primero el reino de Dios y Su justicia, y todo lo demás nos será añadido. Cuando ponemos a Dios en primer lugar, encontramos la plenitud y la satisfacción que anhelamos.


Así que, querido amigo o amiga, te invito a que hoy mismo incluyas a Dios en tus proyectos y planes. Dedica tiempo en oración para buscar Su dirección y escuchar Su voz. Permite que Su Palabra ilumine tu camino y que Su Espíritu te guíe en cada paso que des.


Con Dios a tu lado, no hay límite para lo que puedes lograr. Sigue Su guía, confía en Su amor y sabiduría, y avanza con valentía hacia el cumplimiento de tus proyectos. ¡Que Dios sea el centro de todo lo que hagas, y que Su luz brille a través de tus acciones y decisiones! Amén.

 

Oremos


Dios amoroso y misericordioso,


En este momento, me acerco a Ti con un corazón agradecido por el amor inmenso que tienes por mí y por el mundo entero. Te doy gracias porque eres el Dios del universo y que te preocupas por cada detalle de mi vida.


Hoy, quiero entregarte mis proyectos y planes. Reconozco que sin Ti, nada puedo lograr, pero con Tu presencia y guía, todo es posible. Invito a Tu Espíritu Santo a que dirija mis pasos y me revele Tu voluntad perfecta para mi vida.


Señor, ayúdame a discernir tus caminos y a alinear mis deseos con los tuyos. Que cada uno de mis proyectos esté en armonía con tu plan para mí, para que pueda glorificarte a través de mis acciones y decisiones.


En momentos de incertidumbre y desafío, dame fortaleza para confiar en que tú eres mi refugio y fortaleza. Que mi fe en ti no vacile, sino que sea sólida como una roca, confiando en que Tú tienes el control de todo.


Encomiendo mis sueños y anhelos en tus manos, sabiendo que Tú conoces lo mejor para mí. Que tu paz inunde mi corazón y que tu gracia me acompañe en cada paso que dé.

Gracias, Señor, por escuchar mi oración y por estar siempre presente en mi vida. Confío en que trabajarás todas las cosas para mi bien, y te entrego el resultado de mis proyectos, sabiendo que Tú siempre tienes el mejor plan.


En el nombre de Jesús, amén.

 

Queridos lectores,


Ha sido un privilegio compartir este devocional con todos ustedes. Agradezco sinceramente el tiempo que han dedicado a reflexionar sobre la Palabra de Dios y el llamado a creer en Su amor y propósito para nuestras vidas.


Recuerden siempre que Dios está con ustedes en cada paso de su camino, y que Él tiene un proyecto especial para cada uno. Confíen en Su guía y permitan que Su presencia transforme sus vidas de manera significativa.


Los invito a unirse nuevamente mañana para continuar este hermoso viaje espiritual. En el devocional del día siguiente, exploraremos nuevos temas y verdades que nos acercarán aún más al corazón de Dios.


Que el amor, la paz y la gracia de nuestro Señor Jesucristo les acompañen en cada día que sigue. ¡Hasta mañana!


Con gratitud,


Sergio Andres tu Consejero Espiritual

499 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page