top of page

Como vencer la preocupación

Actualizado: 29 nov 2023



Este mundo caótico está lleno de todo tipo de insertidumbres, podemos encontrar fácilmente una razón tras otra en cuanto a por qué debemos estar desanimados y llenos de preocupación.


Sin embargo...El mandato de Dios a su pueblo es, no te preocupes por nada, independientemente de las circunstancias, tal vez se ha difícil pero debemos creer.


Filipenses 4:6-7: dice: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.


Problemas de salud, estrés, impaciencia, dudas, no deberíamos permitirnos

que la preocupación se adiera nosotros porque no nos deja nada.


Todo lo contrario, nos quita el presente, nos quita tiempo, esfuerzo, incluso dinero,

algunas veces, si miramos el diccionario el significado del término preocuparse, vemos

que se define como: Sentir desasosiego, inquietud o temor por algo que puede ser perjudicial o negativo y que se piensa con insistencia.


La palabra preocuparse. consta de dos partes, el prefijo pre y el verbo ocupar, el prefijo nos

informa que es algo que antes se dé, que va adelante, por lo tanto preocuparse quiere

decir ocuparse antes de, antes de que algo suceda, o de que podamos ponerle remedio de forma efectiva, o que simplemente tenga verdadera solución.


Ahora, ¿tendrá sentido angustiarse por lo que todavía no ha ocurrido? , esto puede generar estrés y lo mejora la capacidad para afrontar las dificultades.


De manera que preocuparse muchas veces es una verdadera pérdida de tiempo,

si algo anda mal o no funciona, para que ocuparnos antes.

Empezar a ocuparnos con anterioridad es simplemente una forma terrible de amargarnos la vida.


Hoy es el día para llevar la fe al nivel de Cristo, es hora de pedirle a Dios que

nos lleve a un lugar de fe en el que .podamos confiar plenamente en Su guía y providencia. Es el momento de dejar atrás las dudas y fortalecer nuestra conexión espiritual, para que podamos vivir de acuerdo con Su voluntad y experimentar la paz que solo la fe en Cristo puede brindar.


Veamos lo que dice la palabra de Dios en Mateo 6, versículos 25 al 27.

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?


No te voy a decir que te dejes de preocupar porque sería imposible.

Lo que si puedes hacer es buscar a tu Dios a través de la oración, la súplica y la

acción de gracias, una vez que hayamos hecho esto, las situaciones difíciles y las circunstancias serán vistas de otra forma.


Queridos, convertamos nuestro temor en fe hoy, y veremos que lo imposible se puede hacer posible. Bueno, esa fe es la fe de Jesús, esa fe que quema, esa fe que puede con todo, esa fe poderosa, esa fe que, nos enseña a depositar nuestras cargas y ansiedades en las manos de Dios. Es la certeza de que, aunque enfrentemos inquietudes y desafíos, Él está a nuestro lado, guiándonos y sosteniéndonos. Nos capacita para enfrentar las preocupaciones con valentía, sabiendo que, a través de esa fe poderosa, encontraremos consuelo y fortaleza en el amor inagotable de nuestro Salvador.

 

Oremos:


Señor mío, dueño de toda calma, tengo la cabeza con un martirio constante,

con un interminable dolor interno, que no me deja libre para pensar que todo puede

ser diferente.


Mi mente repleta de preocupaciones por los constantes problemas en los que me encuentro

sumergido. No hay mañana que pueda comenzar con la cabeza limpia, libre de problemas y estrés.


Vienen a contaminar mi mente, corazón y alma. El recuerdo de las incomodidades y las tragedias del ayer perturban mi paz desde las más tiempras horas del día.

Tengo una desagradable sensación de dolor en todo mi ser que me vuelve infeliz y incapaz

de hacer nada. No puedo negarlo, los problemas que tengo se han convertido en un constante pensar.

Cada grito que guardo por dentro es más desesperado que el anterior y no puedo escuchar la dulce voz del consuelo que tu me su surras por dentro. Me siento en plena y permanente desesperación por todo eso que de manera involuntaria se instala, dejándome sin muchas opciones.


Ayúdame señor mío a encontrar ese momento preciso de paz, calma mi mente, alivia mi corazón y permite me recordar que tuve momentos felices, tal vez pocos, pero puedo volver a recuperar los con tu ayuda y con mi perseverancia.


Ayúdame recordar que solo contigo puedo volver real lo irreal, que solo precisó de

tu influencia en mi ser para salir adelante de este mundo caótico.


Ayúdame, devuelveme la calma, que me sienta alegre, feliz, sin miedo, que todo cambio

me haga sentir diferente, que sea bueno, que la felicidad, la tranquilidad, la paz, la seguridad y la esperanza retornen a mi vida y deje de lado todo aquello que alguna vez me atormentó.


Por el nombre de Jesús, hago esta oración y espero con fe.

Amen.


 

Dios te dice hoy


"Hijos amados, en medio de sus preocupaciones, quiero que busquen la calma en el santuario de sus corazones. Allí, en la quietud de su ser, encontrarán mi voz susurrando palabras de consuelo y fortaleza.


Cuando la inquietud amenace con abrumarlos, deténganse por un momento y escuchen. En el susurro del viento y en la serenidad de sus pensamientos, encontrarán mi voz recordándoles que cada preocupación puede ser entregada a mí. Soy vuestro refugio seguro, y en mí hallarán la paz que sobrepasa todo entendimiento.


No teman, mis queridos hijos, pues estoy con ustedes en cada paso de su jornada. Enfrenten sus preocupaciones con la certeza de que mi amor es más grande que cualquier problema que puedan enfrentar. Permitan que mi voz les guíe hacia la confianza, recordándoles que, en la medida en que depositan sus cargas en mis manos, hallarán descanso para sus almas."


 

"Queridos amigos, en este instante crucial, les hago un llamado urgente. Es hora de romper las cadenas de la preocupación y el miedo que los han tenido atados. El poder para transformar sus vidas está dentro de ustedes, esperando ser liberado.


No permitan que las dificultades los paralicen ni que las preocupaciones los detengan. Este es el momento de tomar el control, de enfrentar los desafíos con determinación y coraje. No se resignen a vivir en la sombra de la ansiedad; en cambio, alumbren con la luz de su valentía.


El tiempo para la acción es ahora. Dejen atrás las dudas y avancen con confianza. Ustedes son capaces de superar cualquier obstáculo que se presente en su camino. No subestimen el poder que reside en cada uno de ustedes.


¡Levántense, abracen la fuerza que yace en su interior y avancen hacia un futuro lleno de posibilidades! Que este llamado resuene en lo más profundo de sus seres y los inspire a alcanzar nuevas alturas. ¡Es hora de brillar con todo su esplendor!"


Que Dios te Bendiga.


Tu consejero espiritual Sergio Andres


583 visualizaciones4 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page