top of page

Orando a la luz del salmo 108


Hombre mirando a jesus
Exaltado seas sobre los cielos, oh Dios, Y sobre toda la tierra sea enaltecida tu gloria.

Mis queridos hermanos y hermanas en la fe, hoy nos sumergiremos en las profundas aguas del Salmo 108, un canto de emociones humanas tan intensas que a menudo nos lleva a las lágrimas. En este viaje espiritual, exploraremos las lecciones que este salmo nos ofrece sobre la confianza en Dios, la importancia de la alabanza, la gratitud y la humildad. Permítanme guiarlos a través de estas aguas de sabiduría divina para que puedan encontrar consuelo, esperanza y fortaleza en medio de las tormentas de la vida. ¡Comencemos nuestro viaje espiritual juntos!


 

Quiero que cierres los ojos por un momento y te permitas sentir la presencia de Dios a tu alrededor. Respira profundamente y déjate llevar por estas palabras inspiradoras.

(Suspiro profundo).


"Mi corazón está firme, oh Dios; cantaré, y entonaré salmos. Despierta, alma mía; despierta, salterio y arpa; despertaré al alba. Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos; te cantaré entre las naciones. Porque más grande que los cielos es tu misericordia, y hasta los confines de la tierra tu verdad."


¿Puedes sentir la confianza del salmista en estas palabras? ¿Puedes percibir la urgencia en su voz al despertar al alba para alabar al Señor?


(Suspiro profundo)


Esta es una llamada a la acción espiritual. El salmista nos recuerda que, aunque las circunstancias puedan ser desafiantes, el Señor es digno de alabanza en todo momento. Su misericordia se extiende más allá de los cielos y su verdad llega hasta los confines de la tierra.


(Suspiro profundo)


Es natural que enfrentemos momentos de prueba y tribulación en nuestras vidas. Pero, como este salmo nos enseña, en medio de nuestras luchas, debemos mantener nuestros corazones firmes en Dios. No importa cuán oscuro parezca el camino, la luz de la misericordia divina siempre está presente.


(Suspiro profundo)


Entonces, ¿cómo podemos aplicar esto a nuestras vidas? ¿Cómo podemos mantener nuestros corazones firmes y nuestra fe inquebrantable en medio de las tormentas? Acompáñame mientras exploramos más a fondo este Salmo 108 y descubrimos las lecciones espirituales que nos ofrece.


(Suspiro profundo)


Vamos a orar juntos antes de sumergirnos en este mar de reflexión espiritual. Querido Dios, te agradecemos por esta oportunidad de estudiar tu Palabra y encontrar inspiración en el Salmo 108. Abre nuestros corazones y nuestras mentes para recibir tus enseñanzas. Permítenos sentir tu presencia a medida que exploramos las profundidades de tu amor y fidelidad. En el nombre de Jesús, amén.


(Suspiro profundo)


Ahora, mis amigos, adentrémonos juntos en las aguas de este Salmo 108 y dejemos que sus palabras toquen nuestras almas y fortalezcan nuestra fe.


 

Oremos


Dios misericordioso y fiel, te alabamos y te bendecimos en este momento. En medio de las dificultades y desafíos de la vida, confiamos en tu poder y amor eterno. Así como el Salmo 108 nos recuerda tu grandeza y fidelidad, queremos elevar nuestras voces para expresar nuestra gratitud y buscar tu ayuda.


Señor, te agradecemos por tu amor constante que nos guía en cada paso de nuestro camino. Reconocemos que eres nuestra fortaleza en momentos de debilidad y nuestra luz en medio de la oscuridad. Te pedimos que nos ayudes a mantenernos firmes en nuestra fe, incluso cuando enfrentemos adversidades y pruebas difíciles.


Que tu Palabra sea una lámpara para nuestros pies y una luz en nuestro camino, como lo afirma el Salmo 108. Ayúdanos a encontrar consuelo y orientación en tus enseñanzas y a vivir de acuerdo con tu voluntad. Que podamos experimentar la plenitud de tu amor y gracia en nuestras vidas y compartirla con los demás.


Padre celestial, te pedimos también por aquellos que están sufriendo en este momento. Extiende tu mano sanadora sobre ellos y bríndales consuelo en su aflicción. Que encuentren esperanza en ti, así como el Salmo 108 proclama: "En Dios hallaremos valentía, y él aplastará a nuestros enemigos."


Finalmente, te rogamos que nos guíes en nuestro viaje espiritual y nos ayudes a crecer en amor y sabiduría. Que podamos vivir vidas que reflejen tu gloria y tu bondad. Confiando en tu gracia y promesas, oramos en el nombre de tu Hijo amado, Jesucristo. Amén.


 

La importancia de la alabanza: Como hemos visto en el Salmo 108, la alabanza a Dios es esencial. La alabanza no es solo un acto de adoración, sino una expresión de confianza en Su grandeza. Cuando alabamos a Dios, recordamos Sus maravillas, lo que nos fortalece en tiempos de dificultad.


¿Alguna vez te has encontrado en una situación desafiante y has decidido alabar a Dios a pesar de las circunstancias? En esos momentos, has experimentado la paz que trae la alabanza, ¿verdad? No importa cuán oscuro sea el valle, la alabanza ilumina nuestro camino.


La gratitud como actitud: El Salmo 108 también nos enseña la importancia de la gratitud. En lugar de centrarnos en lo que nos falta, debemos recordar y agradecer por lo que ya hemos recibido de Dios. La gratitud cambia nuestra perspectiva y nos llena de alegría incluso en medio de las pruebas.


¿Cuándo fue la última vez que te detuviste a agradecer a Dios por las bendiciones en tu vida? Reflexiona sobre esas bendiciones y deja que la gratitud te llene de gozo y apreciación.


La humildad en la súplica: A medida que continuamos en nuestro viaje espiritual, también encontramos la humildad en la súplica. El salmista nos muestra que debemos acudir a Dios con humildad, reconociendo nuestra necesidad de Su ayuda y gracia.


La humildad nos permite soltar nuestro orgullo y nuestras preocupaciones, confiando en que Dios escucha nuestras oraciones y cuida de nosotros. Cuando nos acercamos a Dios con humildad, nos abrimos a Su poder transformador.


En resumen, mis queridos amigos, el Salmo 108 es un faro de esperanza en medio de las tormentas de la vida. Nos recuerda que, sin importar nuestras circunstancias, podemos mantener nuestros corazones firmes en Dios, alabar Su grandeza, vivir con gratitud y acercarnos a Él con humildad en la oración. Estas son las lecciones que este salmo nos ofrece, y cuando las aplicamos en nuestra vida diaria, encontramos consuelo, esperanza y fortaleza en nuestra fe.


Con cariño y oraciones Sergio Andres tu Consejero Espiritual

350 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Unknown member
Sep 09, 2023

Amen 🙏

Like

Unknown member
Sep 09, 2023

Amén 🙏🙏

Like
bottom of page